Seleccionar página

El codo de tenista, o epicondilitis, es la inflamación de los tendones que unen los músculos extensores de la mano con el hueso epicondilo, situado en el exterior del codo.

Estos tendones son bandas de tejido blando que conectan los músculos con el hueso situado en la parte inferior del antebrazo. A pesar del nombre, esta patología puede afectar a cualquiera, incluso a personas que no realizan deporte asiduamente.

 

Las causas del codo de tenista

La epicondilitis es una enfermedad que se da por sobreuso, es decir, por realizar esfuerzos repetitivos realizados con los músculos que extienden la muñeca y los dedos.

La epicondilitis es frecuente. La padece entre el 1 y el 3% de la población general, algo más común en el sexo masculino, afectando mayoritariamente a los individuos de edades comprendidas entre los 40 y los 50 años.

A pesar de llamarse síndrome del tenista o codo de tenista, la práctica del deporte de raqueta tan solo es la causa directa del 5% de los casos diagnosticados. Se relaciona en la mayoría de los casos con ocupaciones como tareas del hogar, secretaria, jardinería, etc.

 

Síntomas del codo de tenista

Los principales síntomas que aparecen cuando se padece esta patología son:

  • Dolor punzante localizado en el codo,
  • Inflamación.
  • Sensibilidad y hormigueo en la parte exterior del codo.
  • Dolor radial en la parte superior externa del antebrazo.

El dolor puede afectar desde la zona baja a la parte superior del antebrazo, dependiendo de los síntomas de cada caso e individuo.

Las molestias pueden aumentar cuando se realiza cualquier movimiento que afecte a la parte lesionada, como elevar algún objeto, agarrar utensilios, abrir la puerta o saludar a alguien dando la mano.

Otra patología muy similar es la llamada lesión del golfista, que está causada por la inflamación de los tendones que unen el músculo al hueso, situada en la parte interior del codo.

Esta enfermedad debe ser diagnosticada y tratada por un médico o fisioterapeuta especialista, realizando el correspondiente examen clínico acompañado de radiografía o resonancia magnética.

 

Tratamiento del codo de tenista

En el 90% de las ocasiones esta enfermedad se cura por sí sola. Bastará con cesar la actividad y reposar adecuadamente para completar el proceso de recuperación.

En el tratamiento del codo de tenista podemos incluir:

  • Aplicación de hielo: para reducir el dolor e inflamación, recomendamos que lo hagas durante 5-10 minutos sin aplicar el hielo directamente en la piel.

 

codo de tenista

 

  • Uso de codera: se recomienda el uso de una codera con la presión adecuada para proteger y descargar los tendones.
  • Cinta deportiva: muy utilizada últimamente, crea una pequeña elevación en la última capa del musculo y además provee señales neurosensoriales al cerebro.
  • Crioterapia: aplicación de contrastes de frío/calor para disminuir la inflamación. Se recomienda hacer friegas de agua muy fría durante 5-10 segundos para inmediatamente pasar a agua caliente durante otros 5-10 segundos, repitiendo el proceso 3 veces. Ayudamos de esta manera a bajar la inflamación.
  • Fisioterapia o terapia manual: el masaje deportivo o, terapia manual, ayuda a la recuperación mediante técnicas inhibitorias de puntos gatillo alrededor del brazo.
  • Crema o gel antinflamatoria: además de las técnicas descritas, existe el uso tópico de cremas y geles que ayudan a disminuir el dolor.

En la mayoría de los casos el tratamiento será lo suficientemente efectivo como para recuperarse al 100%. En los casos más severos, si el tratamiento no responde como se espera, tendremos que examinar de nuevo porque podría acabar en cirugía.

 

Periodo de recuperación del codo de tenista:

El periodo de recuperación de la epicondilitis varía en función de la severidad de los síntomas y de cada individuo.

El proceso de recuperación es lento y arduo. El principal factor radica en el grado de compromiso con el plan de rehabilitación y las medidas que se tomen para prevenir.

Por lo general el tiempo para realizar una recuperación total varía de 1-6 meses.