Seleccionar página

¿Qué es el esguince de tobillo?

Un esguincetorcedura o distensión ligamentosa es una lesión de los ligamentos  por  distensión, estiramiento excesivo, torsión o una rasgadura. Suele ir acompañado de hematoma, inflamación y dolor que impide mover la parte lesionada sobrepasando sus límites fisiológicos.

 

Tipos de esguinces:

Dependiendo de la gravedad de la lesión, podemos distinguir entre grado 1 o leve, grado 2 o grave y grado 3 o más grave:

  • Grado 1 o leve: se refiere a aquellas lesiones en las que existe una distensión parcial del ligamento, sin rotura. En el examen visual suele aparecer un hematoma y una inflamación, con dolor de intensidad variable, que no impide efectuar movimientos.
  • Grado 2 o grave: hace alusión a las lesiones en las que existe una rotura parcial del ligamento. En ocasiones, las articulaciones aún permiten realizar movimientos muy amplios que generan un dolor muy intenso. Normalmente, este grado de esguince permite una recuperación total, pero existen casos en los que los pacientes tienen secuelas leves.
  • Grado 3 o más grave: este tipo de esguince implica la rotura total del ligamento con desprendimiento óseo. La rotura de los ligamentos puede conllevar la luxación de la articulación. Por ello, habitualmente, este esguince requiere intervención quirúrgica y un tiempo de rehabilitación más largo que los dos tipos anteriores. Suele generar secuelas moderadas o, incluso, graves.

 

Cómo tratar un esguince

En el grado 1 y durante la fase aguda:

Pablo de la Torre, estudiante de cuarto año del Grado de Fisioterapia de la Universidad CEU San Pablo, que se encuentra formándose actualmente en el Club Atlético de Madrid, nos muestra ejercicios y recomendaciones para rehabilitar un esguince de tobillo.

El tratamiento del esguince de Grado 1 en fisioterapia se realiza en distintas fases: fase aguda, fase de carga parcial y, por último, fase de vuelta a la actividad deportiva o de carga total.

Durante la fase aguda, es necesario emplear un vendaje para caminar sin forzar el ligamento. Además, es importante aplicar hielo y mantener la articulación en alto para disminuir la inflamación. Una vez que el dolor y la inflamación hayan disminuido, es recomendable realizar varios movimientos para ejercitar la zona. En esta etapa, es posible volver a caminar y a hacer vida normal con la ayuda del vendaje. Sin embargo, sigue siendo imprescindible evitar toda actividad deportiva que implique el uso del tobillo.

Para ir ganando movilidad, progresivamente, se puede optar por la realización de movimientos isométricos con resistencia. Para ello, es recomendable el uso de bandas elásticas, que han de colocarse alrededor del pie, sujetando los extremos con ambas manos. Una vez se hayan posicionado las bandas,realizaremos movimientos, siempre y cuando no haya dolor, de derecha a izquierda y, a continuación, de arriba abajo. Es conveniente realizar estos movimientos durante 3 series de 10 repeticiones cada una, con descansos de 5 minutos entre ellas.

 

 

Fase de carga parcial en el esguince de tobillo:

En esta fase, el dolor y la inflamación han desaparecido y los ligamentos se encuentran recuperados. Durante la carga progresiva se han de realizar ejercicios más intensos, tanto  para recobrar la fuerza de la musculatura, como para mejorar la propiorecepción. De esta forma, se devuelve al tobillo la funcionalidad que tenía antes de la lesión. Para ello, se puede realizar el mismo ejercicio que en la fase anterior, pero con una banda más dura y mayor rango de movimiento, es decir, haciendo mayor fuerza.

Otro ejercicio que se puede realizar es el de tratar de mantener el equilibrio con un bosu (como aparece en la imagen), si en casa no tiene el bosu, podemos practicar con una almohada o con un balón desinflado. Este ejercicio consiste en poner, gradualmente, el peso del cuerpo sobre el objeto elegido, para recuperar la fuerza en la articulación y equilibrio.

 

 

Fase de Carga total en el esguince de tobillo:

En esta última etapa, se han de retomar los ejercicios basados en su práctica deportiva habitual, sin llegar a la intensidad de un entrenamiento completo. Es importante prestar atención a aquellos gestos que impliquen el uso del tobillo.

Aquí tienes un vídeo de cómo tratar un esguince de tobillo y los ejercicios que vienen mejor según el tipo que sufres.

Conclusión:

La recuperación de un esguince leve de tobillo no resulta compleja. Sin embargo, es muy importante seguir un programa de ejercicios, bajo la supervisión de un fisioterapeuta, para lograr la mejor recuperación posible y ,a la vez, evitar el riesgo de sufrir la misma lesión en un futuro.

 

Si te interesa, no dudes en seguir leyendo los consejos que tenemos para ayudarte.